La hija del fundador de Huawei, Annabel Yao se dio a conocer públicamente

Su discreción y la de su familia han hecho que sea prácticamente una desconocida dentro y fuera de su país. Annabel Yao, la hija menor de Ren Zhengfei, fundador y presidente de Huawei, salio del anonimato el 24 de noviembre en el prestigioso Baile de los Debutantes de París, un evento que tiene su origen en el Reino Unido del siglo XVIII y que llegó a Francia a mitad del XX, al que asiste un público muy selecto.

Annabel Yao, que tiene 21 años y se ha criado en china, estudia Informática y Estadística en Harvard. En el evento social en el que fue una de las protagonistas, estuvo acompañada de otras veinte jóvenes que proceden de familias de alta alcurnia.

Yao eligió un vestido del diseñador de origen francés J. Mendel. Pero la intención de la joven, según sus palabras en Paris Match, no es precisamente aparentar: “Quiero mostrarle al mundo que, aunque nací en el seno de una familia privilegiada, sé de la necesidad de trabajar duro para alcanzar un buen nivel. La perfección por la perfección no me interesa. Mi objetivo es hacer del mundo un mejor lugar para vivir”.

Ella agrega: “Como personas que tienen más privilegios que otros, es más importante para nosotros ayudar a aquellos con menos oportunidades. Quiero involucrarme en la filantropía y la caridad … Todavía me considero una chica normal; Es importante para mí trabajar duro y mejorar cada día.

“Mi vida diaria es bastante aburrida en comparación con esto. Por lo general vivo como un estudiante normal “.

La informática es un tema pesado con una gran carga de trabajo, por lo que estudia mucho. Su tiempo libre a menudo es ocupado en la compañía de ballet de Harvard (ella baila desde su infancia). “Trato de bailar lo más posible”, dice ella.

Una rápida mirada a las redes sociales de los estudiantes de la Ivy League muestra que ella viaja en todo el mundo con Dior, Louis Vuitton y Saint Laurent, pero se apresura a mostrar su lado serio. Este verano, hizo una pasantía en Microsoft “en un equipo centrado en el aprendizaje automático y el reconocimiento de imágenes”.

La joven compagina sus estudios con las prácticas laborales, el voluntariado y la danza, disciplina que practica desde los cinco años. Además, realiza prácticas laborales. El hecho de que su padre tenga, según Forbes, una fortuna de unos 3.300 millones de dólares no ha hecho que Annabel Yao descuide sus ocupaciones.

Sin embargo, agrega: “Aunque disfruto mucho de la codificación, disfruto mucho de las interacciones personales … tengo una pasión por la moda, las relaciones públicas y el entretenimiento”.

En el futuro, se ve a sí misma trabajando en el lado comercial de la tecnología. “Intentaré integrar el conocimiento tecnológico que tengo”, dice ella. “No creo que sea un ingeniero de software, pero tal vez sea más del lado de la administración. Me gusta construir conexiones “.

Cr. South China Morning Post

Síguenos en Instagram: Mi Asia Pop (@miasiapop)

Instagram: (@momo_nalle)

Instagram:  (@tokiopara2)

SIGUE NUESTRO CANAL

¡Compártelo con tus amig@s!

124total visits,15visits today