¿Por qué las marcas de lujo no pueden depender de los millennials chinos para su futura prosperidad?

Un nuevo informe del Instituto Yaok encuentra que los millennials son consumidores ‘marginales’, que no hacen suficientes compras para ser considerados una fuente de ingresos sostenible.

Este artículo fue escrito por Ruonan Zheng para Jing Daily.

Según lo informado por Bain & Company, las marcas de lujo aún consideran a los compradores chinos de la generación del milenio como consumidores poderosos, ya que son la demografía que más contribuyó al crecimiento del lujo global. Sin embargo, un nuevo informe de la agencia de investigación china Yaok Institute, publicado el 14 de enero, cuestiona si el mercado milenario en China es una fuente de ingresos sostenible para las marcas de lujo.

Definidos como aquellos nacidos entre 1982 y 1997, los millennials han sido descritos como “consumidores marginales” por el informe, lo que significa que son parte de la clase media china y que solo pueden realizar una o dos compras de lujo al año.

A medida que el desarrollo económico de China se acelera y los millennials continúan madurando, la clase media china se ha dividido en dos grupos: un grupo más pequeño de consumidores ricos que continúan comprando una gran cantidad de artículos de lujo y el resto, un grupo que ha rebajado su consumo a “marginal estado de “consumidor”.

Los principales consumidores del mercado de lujo, que tratan los bienes de lujo como necesidades, cada uno posee activos por un valor de más de US $ 1,5 millones y, según la investigación, hay aproximadamente 4 millones de ellos que representan el 60% del consumo de lujo.

Como las marcas de lujo han tenido que enfrentar la realidad de perder a algunos consumidores principales, han comenzado a buscar diferentes formas de atraer a los “consumidores marginales” para que compren más productos de lujo, como diversificar las líneas de productos, lanzar productos de menor precio e inventar nuevos productos. Formas de descontar productos. Sin embargo, el informe citó que por cada tres consumidores marginales que atraen a cada marca, corren el riesgo de perder a un consumidor principal debido a sus tácticas que intentan atraer a los consumidores marginales. Por lo tanto, ganan más consumidores, pero no más ventas.

El informe sostiene que los consumidores chinos milenarios son en su mayoría consumidores marginales. Son el grupo demográfico de más rápido crecimiento en China, no temen gastar por adelantado y, a menudo, son los primeros en adoptar nuevas tendencias, pero hay muchas razones por las que las marcas de lujo no pueden confiar en ellas para su futuro crecimiento:


Si bien los millennials chinos pueden estar gastando más libremente en este momento, el aumento de los costos de vida y la desaceleración del crecimiento económico podrían obligarlos a centrarse en ahorrar en lugar de gastar

La mayoría de los millennials todavía dependen de sus padres para recibir apoyo financiero, por lo que no tienen mucho poder para generar ventas por su cuenta.

Los millennials a menudo enfrentan problemas de deuda. Casi todos tienen alguna forma de pequeña deuda.

Se enfrentan a las presiones de la casa y la propiedad de automóviles, así como a los gastos educativos de sus hijos.

La mayoría de los millennials son de clase trabajadora, por lo que podrían correr el riesgo de perder sus empleos debido al desarrollo de Internet y la inteligencia artificial.

A los millennials les gusta consumir pero no son buenos en la gestión financiera. Rara vez ahorran, y cuando lo hacen, sus depósitos son bastante pequeños.

Los Millennials son los primeros en adoptar nuevas tendencias pero carecen de lealtad a la marca.

Les encanta consumir el lujo, pero todavía están buscando gangas.

El informe sugirió que, debido a las diferencias entre los consumidores principales y marginales, las marcas de lujo se han dividido en dos tipos de posicionamiento de marca. Uno continúa manteniendo el perfil exclusivo de los bienes de lujo dirigidos a un pequeño número de VIP, mientras que el otro se convierte en una marca de alta gama comercializada para una amplia audiencia. Cada posición tiene sus ventajas y desventajas. El posicionamiento de gama alta puede tener menos competencia, pero ofrece un mercado más pequeño, mientras que los consumidores masivos se dirigen a una base de población más grande, pero le garantizan a su marca mucha más competencia con diferentes tipos de marcas.

El informe aconseja a las marcas en China que continúen enfocándose en una imagen de marca consistente. Concluye que los minoristas no deben ser necesariamente optimistas a largo plazo sobre los millennials y sus contribuciones a las ventas de lujo. Si bien los millennials chinos ahora pueden gastar más libremente, la desaceleración del crecimiento económico de China, combinada y el aumento de los costos de vida en el país, podría tener un efecto perjudicial en el gasto y podría obligar a los millennials a centrarse en ahorrar en el futuro en lugar de gastar.

Cr. South China Morning Post

Síguenos en Instagram: Mi Asia Pop (@miasiapop)

Instagram: (@momo_nalle)

Instagram:  (@tokiopara2)

SIGUE NUESTRO CANAL

¡Compártelo con tus amig@s!