Ayako es la segunda princesa japonesa que se casará con un plebeyo y abandona la familia real

La princesa Ayako de Japón se convirtió en la segunda princesa japonesa en dos años en anunciar que se casará con un plebeyo, una decisión que la obligará a renunciar a su condición real.

La Agencia de Hogares Imperiales de Japón anunció el martes que la tercera y más joven hija del fallecido príncipe Takamodo, primo del emperador Akihito, se casará con Kei Moriya, un empleado de 32 años de la empresa naviera NYK Line.

Los dos se conocieron hace menos de un año, marcarán oficialmente su compromiso el 12 de agosto y se casarán en el santuario Meiji Jingu de Tokio el 29 de octubre.

La princesa Ayako, que tiene una maestría en bienestar social, fue presentada originalmente a Moriya por su madre, la princesa Takamodo, en diciembre pasado, según la Casa Imperial.

La Princesa Takamodo conocía a los padres de Kei de su trabajo de extensión en una ONG local, e hizo la presentación con la esperanza de que su hija se inspirara en las actividades de bienestar global. Sin embargo, el par descubrió que tienen mucho más en común que la pasión por el bienestar global. Ambos disfrutan el esquí, los libros y los viajes.

Según la ley imperial japonesa, se le pedirá a la princesa que abandone a la familia una vez que intercambie sus votos con Moriya. Sin embargo, recibirá un pago de bonificación que se espera sea de alrededor de un millón de dólares.

Ayako no es la primera princesa en su generación que planea dejar la familia real. En mayo pasado, su primo segundo y nieto mayor del emperador, la princesa Mako, anunció planes para casarse con el asistente legal Kei Komoro. Sin embargo, la pareja pospuso su matrimonio en febrero, declarando que aún no estaban listos para el matrimonio.

Ayako no es un descendiente directo del emperador Akihito, quien planea abdicar en 2019, por lo que no atrae el mismo nivel de atención que la princesa Mako. Sin embargo, su compromiso generará dudas sobre el futuro de la monarquía hereditaria más antigua del mundo.

A pesar del debate para introducir legislación que permita a las mujeres ascender al trono, el nacimiento del Príncipe Hisahito en 2006 – el primer heredero varón nacido de la familia Imperial en 40 años – puso fin a esa discusión.

Si las princesas Mako y Ayako se casan con plebeyos, el número de miembros de la familia imperial se reducirá a 17, lo que aumentará la carga de los deberes reales sobre los miembros restantes.

Una resolución añadida al proyecto de ley de abdicación del emperador en junio pasado exigía que el gobierno comenzara a deliberar sobre sucesiones, incluida la opción de que las princesas establezcan nuevas ramas de la familia después de casarse con un plebeyo, permitiendo a los nuevos miembros asumir los deberes de la familia imperial.

El compromiso de la princesa podría acelerar las llamadas para esa deliberación.

Cr. CNN

Síguenos en Instagram: @miasiapop

Instagram: (@momo_nalle)

Instagram:  (@tokiopara2)

SIGUE NUESTRO CANAL

¡Compártelo con tus amig@s!