En California las mujeres asiáticas son quien mas padecen de cáncer de mama.

La incidencia de cáncer de mama entre las asiáticas americanas en California ha estado en aumento desde 1988, reveló un estudio a largo plazo.

Los resultados, publicados en línea en el mes de abril por  “Breast Cancer Research and Treatment”, mostró que el mayor aumento se produjo entre las coreanas, asiáticas del sur y las asiáticas del sudeste.

Los investigadores del Instituto de Prevención del Cáncer de California (CIPC) evaluaron las edades y estado de las mujeres entre 1988 y 2013. Entre ellas figuran las chinas, japonesas, coreanas, filipinas, vietnamitas, asiáticas del sur (asiáticas y paquistaníes) Asiáticas del sudeste (camboyanas, hmong, laosianas y tailandesas).

Todos los grupos mostraron una mayor incidencia de cáncer de mama excepto las japonésas, aunque sufrieron las mayores tasas de cáncer de mama.

En concreto, las tasas de incidencia entre las coreanas crecieron un 4,7% anual entre 1988 y 2006. Entre 1988 y 2013, las tasas subieron un 2,5% y un 1,4% anual entre los asiáticos del sur y sur asiáticos, respectivamente.

En términos de edad, las mujeres mayores de 50 de todos los grupos mostraron aumentos, mientras que los grupos vietnamita y del sudeste asiático mostraron aumentos entre los menores de 50 años.

Mientras tanto, los aumentos en la incidencia de enfermedad en estadio tardío se encontraron entre las filipinas, coreanas y mujeres del sur de Asia. Se dice que las dos últimas utilizan la mamografía – la radiografía de mama, por lo tanto su mayor número en la fase final de detección.

La investigadora principal Scarlett Lin Gomez, una china-estadounidense, explicó (a través de The Asian Journal): “Estos patrones requieren atención adicional a la priorización de la salud pública para abordar las disparidades en el acceso a la atención, Subtipos específicos de cáncer de mama”.

“En particular, los estudios deben investigar factores de riesgo, tal vez exposiciones tempranas, subyacentes a las tasas más altas de cáncer de mama entre las jóvenes filipinas y japonesas, con atención a la posible susceptibilidad genética”, añadió.

Margaret Abe-Koga, una japonesa de 46 años de edad, expresó su conmoción después de ser diagnosticada con cáncer de mama en 2015. Ella recordó cómo los asiáticos americanos solían ignorar la condición como se cree que es poco común en la comunidad.

“Comencé a pensar que tal vez hay ese aspecto dentro de nuestra comunidad: Nuestra gente es más silenciosa acerca de lo que están pasando y no comparten necesariamente, o no están recibiendo las pruebas que deberían recibir”.

El estudio sigue siendo inconcluso de las causas exactas de los aumentos de incidencia constante. Los factores de riesgo, sin embargo, pueden ser inmutables, relacionados con el estilo de vida, tener efectos poco claros o ser controversial, señaló la Sociedad Americana del Cáncer.

Cr. SoraNews24

¡Compártelo con tus amig@s!