Vendedor ambulante  se convierte en un fenómeno por su buena apariencia en Filipinas

Un estudiante japonés está haciendo olas en las redes sociales después de que los internautas lo descubrieron vendiendo tortilla de arroz (omurice en japonés) en varios lugares en Metro Manila.

El pasado 26 de junio, Dianne Adolfo publicó su extraordinaria experiencia reuniéndose “Kuya Omu-rice”, un vendedor japonés de tortilla japonesa con arroz dentro de las calles de Manila, Filipinas.

Dianne descubrió al japonés Kuya Sawa, estudiante de tercer año de Ciencias Políticas. Conocido como “Kuya Omurice” en su página de Facebook, Kuya Sawa, que actualmente está tomando un título socio-político en su país, vende sus delicias de arroz y se anuncia la hora y la ubicación en el sitio de redes sociales. Llevando un cubo de la comida, él  generalmente vende sus mercancías en la estación de MRT de la avenida del norte.

“Kuya Omu-arroz” se convirtió en una conversación instantánea su página de Facebook tiene más de 90.000 like y su omu-arroz siempre está agotado.

Aparte de introducir omurice al mundo (y comenzando con Filipinas primero), Kuya Sawa  ayuda a niños de la calle en Manila a través de alimentarlos con omurice. La popularidad de Sawa se disparó cuando la netizen Diane Adolfo describió su experiencia de conocerlo y probar su plato casero.

Cada paquete de omurice cuesta $1 dolar y Sawa sólo permite una orden por cliente. Puesto que él está en Filipinas para investigar sobre su tesis.

El comento en su cuenta de Facebook:

“Hola! Yo soy  un hermano japones, cocino  omurice, vendo en la calle por toda manila. Quiero hacerte saber lo bueno que es omurice y creer que omurice puede cambiar el mundo”.

¡Compártelo con tus amig@s!