November 28, 2015, Yiwu China - Potential customers examine cheap Christmas decorations inside a booth in the Festival Arts section of the Yiwu International Trade Market. Yiwu International Trade Market is the world's largest whole sale market for small commodities. Christmas decorations are available for bulk purchase all the year round.

YIWU, LA CIUDAD CHINA DONDE TODO EL AÑO ES NAVIDAD

En China hay un lugar donde todo el año es Navidad, pero esto no es porque cada uno de sus habitantes abre regalos de Papá Noel todo el tiempo, sino que el motivo es mucho más comercial que eso.

Ubicada en la provincia de Zhejiang, su producción de arbolitos, luces, adornos y guirlandas durante los 12 meses abastece al mundo entero ante la llegada de Santa Claus.

A una distancia de dos horas en tren desde Shanghai se encuentra el mercado de la ciudad de

Yiwu, en la provincia de Zhejiang.

Un paraíso para los compradores que están de vacaciones, y que está repleto de vendedores que promocionan de todas las maneras sus pequeños artículos, pero que es el más grande de los negocios en Navidad.

Este mercado es tan grande que toma más de un día poder recorrerlo por completo, y decir que los comerciantes venden a granel es un eufemismo, según publica el periódico Daily Mail.

De acuerdo a los datos revelados por la página de Internet china Sina News, Yiwu produce alrededor del 60% de los adornos de Navidad que consume el mundo y más del 90% de los que se compran para el mercado interno.

En la subdivisión Festival Arts de Yiwu International Trade Market, todos los días se siente como Navidad.

Aquí, en lo que en realidad es solo un pequeño rincón del mayor mercado mayorista mundial de artículos pequeños, pasillo tras pasillo de grandes cubículos exhibe una gran variedad de decoraciones navideñas, desde máscaras de Santa Claus hasta medias, árboles de Navidad artificiales y oropeles de color metálico.

“Vendemos la mayoría de nuestros árboles a los Estados Unidos: llamativos con luces intermitentes”, dice Reng Guoan, gerente general de la fábrica de árboles de Navidad Sinte An, que fabrica más de un millón de árboles artificiales cada año.

“A los ingleses les gustan más los árboles de estilo tradicional que no son eléctricos. Los australianos en realidad no compran árboles artificiales. Simplemente pueden salir y cortar uno”.

La mano de obra dedicada a la decoración navideña en Zhejiang, la provincia más rica de China, está compuesta principalmente por trabajadores inmigrantes de las zonas más pobres de todo el país. En el sótano débilmente iluminado de la fábrica de oropel Xin Shua, la abuela Wang, de 65 años, coloca montones de coloridas oropeles en cajas de cartón.

“La temporada más concurrida para decoraciones navideñas es junio y julio”, dice Guoan. “Además del Año Nuevo Chino, hacemos árboles todos los días, incluso el día de Navidad”.

¡Compártelo con tus amig@s!