Asa Akira la modelo que siempre quiso ser actriz porno

“Para mí, ser una estrella del porno era la fantasía definitiva. Excitar a la gente y convertirme en esa clase de sex symbol”.

Asa Akira es una actriz porno y modelo japonesa/estadounidense. Nacio el 3 de enero de 1986 en Osaka.

Akira admite que su infancia fue feliz. Proveniente de una familia de clase media-alta, estudió siempre en colegios privados, tanto en Japón –donde residió durante seis años– como en Nueva York, donde fue alumna de la Escuela Internacional de las Naciones Unidas en Manhattan.

6811149423_f8c93615bf

Akira comenzó su carrera como dominatrix en un club llamado la Suite del Cascanueces antes de dar el salto al cine porno. Su primera escena fue rodada en una granja amish en Pensilvania, donde fue invitada por la también actriz porno Gina Lynne. De ahí dio el salto a Los Ángeles, la meca del cine (también el porno), donde formó parte de la agencia de Mark Spiegler. Allí participó en miles de películas gonzo, el género de moda en el que frente a la película pornográfica que dominó el mercado durante los ochenta y los noventa, lo narrativo es reducido a su mínima expresión.

tumblr_nebqzlRAHW1sfguyfo1_1280images

Asa Akira ha llevado  su trabajo como a trabajar como modelo, stripper y en las películas para adultos   e incluso a llegar a prostituirse. Akira disfruta lo que hace, y admite que incluso aunque no ganase cantidades ingentes de dinero, seguiría haciéndolo.

beautiful-asian-girls-17asa_akira_rv3_by_starcolours88-d68ptq3

“Mucha gente considera que es una espiral descendente, pero yo veo cada paso como un ascenso”. Akira ha relatado su fulgurante trayectoria ascendente de poco más de diez años –ahora tiene 30 años– en su libro de memorias Insaciable: Porno – Una historia de amor (Grove Press), que fue publicado en EEUU a comienzos de mayo del 2014.

9780802122599_custom-086c893b53e7e5fbaba159bb2f4380a3e32c8234-s400-c85tumblr_nng65203eg1rg7crio3_1280

“No veo nada degradante en vivir una fantasía sexual”, reconocía Akira. “Lo veo empoderador”. La respuesta a la pregunta que la periodista de The Style se plantea (“¿por qué lo hace?”) es muy fácil de responder: está en el porno porque le encanta. Ganadora de 12 premios AVN (algo así como los Oscar del cine para adultos; la mayor parte de galardones proceden de escenas de sexo anal, una práctica que reconoce que cuesta, pero sólo “las primeras 20 veces”).

Adult+Video+News+Awards+Palms+Show+XlHxs-XuaqKxivka89h

La actriz cree que la clave de su éxito está en disfrutar lo que hace. La agente de Akira le dijo en una ocasión que las primeras, las que acceden a participar en la pornografía por obligación, fracasan y abandonan el mundillo en cuanto pueden. Sin embargo, las segundas, en las que se cuenta a la propia neoyorquina, “siempre salen adelante”. Akira se ha convertido, de esa manera, en el estandarte de una nueva manera de ver el porno, ya no como una forma de explotación masculina, sino como una decisión personal.

144241_01

Además, sus relaciones sexuales son más bien cortas, ya que Akira reconoce no durar más de dos minutos (“cuando los chicos dicen que la duración estándar es de diez minutos, yo respondo ¿estás loco?”).

No obstante, tras hacerse famosa como una de las actrices más salvajes de la industria, a la joven le quedaba una última barrera por romper: la de la prostitución. “Admito que fue el dinero que más fácil me había resultado ganar”.

6f6c3b0dea2912655c41c8d8bd089486

Akira ha decidido abandonar el gonzo y reorientarse hacia los largometrajes más narrativos. “La gente nunca me contrataba porque era la chica de los anales. Lo que más me cuesta es meterme en el personaje mientras follo”. 

1234654-asaakira01

 

 

¡Compártelo con tus amig@s!