Vogue indigna a los asiáticos por no usar una verdadera modelo asiática.

Vogue parece haber cometido otro acto racial. Para su última edición, la revista está “celebrando la diversidad” presentando a una mujer caucásica en “yellowface” vestida como una geisha japonesa.

La supermodelo estadounidense Karlie Kloss consiguió un gran “cambio de imagen” asiático para el número de marzo de la revista Vogue a través de una foto con un artículo titulado “Spirited Away”.


Esta  edición, se llevó acabo  en el parque nacional de Ise-Shima de Japón, la piel de Kloss fue hecha para parecer más pálida mientras que su pelo originalmente rubio fue negro y hecho en el peinado shimada. Estaba vestida con varios guardarropas de estilo japonés.

Según el blog promocional de Vogue, el próximo número, que incluye un elenco de modelos multirraciales y positivos para el cuerpo, fue concebido como una celebración de la diversidad y la inclusión.

Sin embargo, las fotos filtradas de Kloss, supuestamente capturadas por Mikael Jansson con el estilo de Phyllis Posnick, parecían sugerir lo contrario.

Cuando las imágenes surgieron en línea, la revista y la modelo fueron fuertemente criticadas en las redes sociales por la insensibilidad cultural de la difusión.

Mire Koikari profesora de la Universidad de Hawai de estudios de la mujer y filial del Centro de Estudios Japoneses señaló que las imágenes plantean algunas preguntas serias sobre el racismo.

“Me parece un ejemplo de” rostro asiático “o” rostro amarillo “, una práctica problemática que existe desde hace mucho tiempo en la historia del racismo en Estados Unidos, donde hombres y mujeres blancos alteran sus rasgos faciales para” pasar “como” orientales ” “Koikari dijo a The Huffington Post.

“Las imágenes también recirculan el entendimiento excesivamente sexualizado de ‘mujeres asiáticas'”, explicó.

Karlie Kloss abordó el tema a través de una disculpa publicada en Twitter el miércoles:

“Estas imágenes se apropian de una cultura que no es mía y lo siento mucho por participar en un rodaje que no era culturalmente sensible”.

 

¡Compártelo con tus amig@s!